Factores que determinan el buen funcionamiento de un equipo frigorífico

Factores que determinan el buen funcionamiento de un equipo frigorífico

Cuando la temperatura de condensación aumenta, disminuye la capacidad del compresor del equipo frigorífico y aumenta la potencia. Si aumentamos la temperatura, la capacidad del compresor disminuye y también su potencia.

Estos aumentos de temperatura producen un rendimiento deficiente y que la temperatura interior del equipo frigorífico sea mayor de la deseada, pudiendo afectar a la cadena de frío del interior.

Los motivos más frecuentes de este aumento de la temperatura de condensación provienen de una mala ubicación del equipo y también por la suciedad del condensador. Y es que, esta suciedad del condensador provoca que el aire o el agua no circulen correctamente.

ESTADO DEL CONDENSADOR

Para no llegar a esta situación, es necesario una limpieza regular del equipo. En esta tarea, se debe parar el funcionamiento del equipo frigorífico y que sea una persona cualificada la que realice las tareas de limpieza del condensador.

En unas condiciones deficientes, en las que un condensador tome el aire a temperaturas superiores a 35º C, el rendimiento será de hasta un 20% inferior a unas condiciones en las que lo cogiera a 25º C. Las principales consecuencias que tendría este desfase de temperatura son principalmente dos:

  • El compresor necesitará funcionar durante más horas, aumentando así el consumo de energía.
  • La cantidad de hielo en el evaporador será mayor, por lo que disminuirá su capacidad y necesitará más potencia para el desescarche).

UBICACIÓN DEL EQUIPO FRIGORÍFICO

Por otro lado, antes también hablábamos de que otro de los motivos por lo que aumentaba la temperatura de condensación era por una errónea ubicación del equipo frigorífico. Las recomendaciones a este respecto son:

  • El sol no debe dar directamente en el condensador.
  • Evita colocar el equipo frigorífico en espacios sin aire y pequeños, huecos de escalera, o cerca de lugares que desprendan calor, como por ejemplo las cocinas.
  • Debe ser instalado para que coja aire fresco del exterior y eche al exterior el aire caliente.
  • Será importante que en aquellos equipos que van en el techo, el aire fresco circule correctamente con extractores y termostatos, o generar esa corriente de aire abriendo rejillas.
  • Siempre que se pueda, habrá que optar por equipos frigoríficos compactos con ventilador incorporado, que permitirá canalizar  el aire de condensación hacia el exterior, gracias a un sistema de conductos o tubos.