Cómo influyen las cámaras de frío en la conservación de alimentos

El cuidado de las cámaras de frío para la conservación de alimentos

Como sabemos, uno de los eslabones principales en la cadena alimentaria es la cadena de frío y, por consiguiente, las cámaras frigoríficas. De esta manera, cualquier producto perecedero forma parte de este proceso para la conservación de alimentos, antes de poder ser comercializado.

De hecho, es necesario no romper la cadena de frío desde, por ejemplo, la poscosecha hasta que llega al consumidor final, para que así conserve todas sus propiedades. En este sentido, es de vital importancia contar con unas instalaciones adecuadas para el almacenamiento de los productos perecederos, tanto en las zonas de producción como en las de abasto, sin olvidar las industrias procesadoras de alimentos.

En Doorfrig ponemos a tu disposición una amplia selección de puertas frigoríficas, que se adaptan a tu tipo de negocio y al sector en el que desarrolles tu actividad. Así, podrás escoger puertas frigoríficas pivotantes, puertas frigoríficas correderas o lamas de pvc, entre otras muchas.

Mantenimiento de las cámaras frigoríficas

Para evitar que los microorganismos actúen sobre los alimentos y podamos reducir los malos olores, será muy aconsejable usar ozono en cámaras frigoríficas. Y es que, para evitar el crecimiento de patógenos en los alimentos que conservamos en las cámaras frigoríficas, es fundamental que controlemos dos aspectos fundamentales, como el tiempo y la temperatura.

Así, la temperatura debe mantenerse entre 2º C y 5º C. En cuanto al tiempo, deberemos conservar el alimento el tiempo preciso y no alargarlo, porque la humedad favorece la proliferación de hongos y bacterias.

Siempre tendremos que tener en cuenta que para que la conservación resulte efectiva y segura, las condiciones ambientales tienen que ser las adecuadas. De lo contrario, los microorganismos podrían adaptarse a este “clima favorable” y proliferar el desprendimiento de malos olores.

Como solución, deberemos ser exhaustivos en la desodorización y la desinfección de las cámaras refrigeradoras. Estas tareas de mantenimiento son importantes que las llevemos a cabo las veces que el almacenamiento de productos lo permita. Así, cuando los refrigeradores estén vacíos tendremos que aprovechar para proceder a su limpieza.