Partes y funcionamiento de una cámara frigorífica | Doorfrig

Partes y funcionamiento de una cámara frigorífica

Desde grandes industrias procesadoras de alimentos hasta los restaurantes más pequeños, la conservación de los alimentos, es la parte fundamental que hace posible su desarrollo. Pero no solo es importante en el almacenamiento, también es vital en todos las etapas de procesamiento, transporte y exposición. Más aún, en otro tipo de industrias, como en la farmacéutica, la conservación de las cadenas de frío son parte de la columna vertebral de su operatividad diaria.

Para estas industrias, las cámaras frigoríficas, de congelación y de control atmosférico, son de suma importancia.

Comprender el funcionamiento de estos sistemas de mantenimiento y conservación de productos, es crucial para todos los prestadores de este tipo de servicio.


¿Que es una cámara frigorífica?

Una cámara frigorífica, así como túneles de congelación, salas de temperatura controlada, cámaras de conservación y otro tipo de cámaras, funcionan bajo un mismo principio: El control artificial de las variables de temperatura, humedad y niveles de gases atmosféricos en su interior.

Cada tipo de cámara, depende del tipo de material a contener en su interior. Una cámara de refrigeración, es un espacio hermético que mantiene unas condiciones de temperatura, humedad y niveles de gases, controlados mediante una serie de equipos e instrumentos de medición.

Por lo general, estas cámaras mantienen temperaturas interiores menores a la temperatura exterior.

Siendo sistemas cerrados, minimizan el intercambio de calor mediante sistemas electrónicos de refrigeración y mantienen los valores ambientales mediante una arquitectura que favorece el flujo laminar de la temperatura y minimizan el desperdicio de temperatura.


Tipos de cámaras frigoríficas

De acuerdo al tipo de industria, existe un tipo de cámara frigorífica específica. Las cámaras, suelen ser adaptadas a cada empresa en particular, dependiendo del uso, condiciones externas e internas. 

En líneas generales, las cámaras frigoríficas se dividen en dos grandes grupos:

  • Cámaras de refrigeración: Este tipo de cámaras conservan el ambiente interior a temperaturas controladas y siempre por encima del punto de congelación del agua (0 ºC).
  • Cámaras de Congelación: Estas cámaras mantienen la temperatura interior en un punto menor al de congelación (0 ºC).

Cada tipo de sistema tiene una serie de subdivisiones que van adaptadas a las necesidades de almacenamiento, conservación, tráfico, circulación de personas y equipos, frecuencia de apertura, contacto exterior, entre otros. 


Partes de una cámara frigorífica

Partes y funcionamiento de una cámara frigorífica | Doorfrig

Existen muchos tipos de cámaras de refrigeración, de mayor o menor sofistificación, tamaño y función. Sin embargo, todas comparten los mismos componentes básicos:

  • Paneles, suelos y techos de conservación de temperatura
  • Puertas herméticas sin desperdicios o intercambios térmicos
  • Compresores de aire
  • Evaporadoras de gases refrigerante
  • Condensadores de gases refrigerantes
  • Evaporadoras y válvulas de expansión
  • Sistemas de ventilación y extracción de aire

Este es el equipamiento básico de cualquier cámara de refrigeración. No obstante y de acuerdo al tipo de cámara, existen otro tipo de elementos que se encuentran presentes, como:

  • Alarmas de hombre encerrado
  • Alarma de fuga de gases
  • Puertas de entrada con acceso controlado
  • Puertas rápidas
  • Lamas de PVC
  • Sistema de vídeo vigilancia
  • Instrumentos medidores de concentración de gases
  • Deshumidificadores
  • Humidificadores
  • Ahumadores

Todos estos componentes se instalan de acuerdo al tipo de proceso a realizar dentro de la cámara, producto a almacenar, circulación, situación climática exterior y un sinfín de elementos adicionales.

Se pueden adaptar a cada cliente particular y los mejores fabricantes las suelen hacer a la medida de las necesidades de cada cliente.Es por ello, que contar con la asistencia de los mejores profesionales especializados, es siempre la mejor alternativa antes de instalar una cámara frigorífica.

Qué uso tiene el evaporador en una cámara frigorífica | Doorfrig

Qué uso tiene el evaporador en una cámara frigorífica

La refrigeración artificial, como la que utilizamos en una cámara frigorífica, es un sistema interconectado y cuya función principal es la regulación artificial de la temperatura de un espacio determinado.

En una cámara frigorífica, el control de la temperatura interna es primordial para su funcionamiento. Una cámara frigorífica, de congelación, de atmósfera controlada o de mantenimiento de temperatura, el uso de un sistema de refrigeración es indispensable.

Dentro del sistema de refrigeración, existen dos elementos de vital importancia: el compresor y el evaporador.


¿Que es un evaporador?

En un sistema de refrigeración, un evaporador es una parte primordial, pues éste se encarga de realizar el intercambio de temperaturas entre el interior del sistema de refrigeración y el exterior, es decir, la cámara frigorífica.

Dentro del evaporador, un líquido refrigerante recibe una carga térmica elevada, lo cual lo hace llegar a la ebullición y a pasar a un estado gaseoso. En este cambio de estado, la temperatura se reduce drásticamente y este gas producto de la evaporación, es expandido e inyectado en el interior de la cámara.

El gas sobrante pasa a un condensador, quien realiza la función contraria, transforma el gas en líquido y lo vuelve a inyectar en el ciclo para comenzar nuevamente el proceso.


Tipos de evaporadores

Qué uso tiene el evaporador en una cámara frigorífica | Doorfrig

Existen muchos tipos de evaporadores. Dependen de la constitución del sistema, uso de intercambiadores térmicos y sistemas de alimentación.

Los principales tipos de evaporadores, se pueden clasificar en tres grandes grupos: Según su alimentación, construcción y enfriamiento de líquido.

Según su alimentación

De acuerdo al modo que llega el refrigerante al evaporador, este puede ser:

  • De altura
  • Inundado
  • Sobrealimentado

Según su construcción

Dependiendo de la construcción del evaporador, se puede dividir en:

  • Descubierto
  • De superficie de placa
  • Aleteados

Según el enfriamiento

  • Doble tubo
  • Baudelot
  • Tipo tanque
  • Acorazado
  • De serpentín en casco

Evaporadores de expansión directa

En las cámaras frigoríficas de media y baja temperatura, se utilizan con mayor frecuencia, sistemas de evaporación de expansión directa. Dentro de estos sistemas, los evaporadores de mayor uso son:

  • Murales: Aprovechan de mejor manera el espacio, son ideales para instalaciones frigoríficas de espacio limitado.
  • Cúbicos: Usados generalmente en los techos de las cámaras, se indican para la conservación de productos por encima de los 5 ºC.
  • De plafón: De flujo normal o doble, se utilizan de manera más frecuentes en líneas industriales, almacenamiento de producto fresco y salas de trabajo.
  • Centrífugos: Se recomiendan para instalaciones con temperatura positiva y deben asistirse de sistemas de ventilación.
  • Estáticos: La conservación de productos más delicados y que deben estar en niveles térmicos entre 0 y 10 ºC, son ideales para el uso de estos evaporadores.
  • De agua: Compuestos de varios tubos de enfriamiento de agua, se suelen utilizar en cámaras frigoríficas, de congelación y/o de pre enfriamiento. 

En muchas industrias, el correcto funcionamiento de la cámara frigorífica, es el corazón y la esencia del negocio. Es por ello, que debemos mantener en perfecto estado todos los componentes del sistema de refrigeración, entre ellos el evaporador. Siempre es lo mejor, contar con los profesionales más dedicados del sector y que puedan garantizarnos el mejor servicio, los mejores accesorios y la mayor dedicación.

El uso del compresor en la refrigeración | Doorfrig

El uso del compresor en la refrigeración

El uso adecuado de todo sistema consiste, en primer lugar, en la comprensión adecuada de todos sus componentes. En la refrigeración, bien sea del frigorífico que tenemos en casa o de una cámara de refrigeración de cientos de metros cuadrados, el principio es el mismo: El control artificial de la temperatura ambiental.

En un sistema de refrigeración, la función principal es establecer una temperatura que por lo general, está por debajo de la temperatura ambiental.

Cuando hablamos de cámaras frigoríficas y de congelado, los objetivos de todo el sistema son: Mantener una temperatura de conservación del producto contenido y la segunda es mantener una temperatura constante sin las variaciones de la temperatura del medio ambiente.

Dentro del estudio del sistema de refrigeración, hoy ponemos el foco en conocer las funciones y objetivos del compresor.


El compresor: El corazón del sistema

El ciclo de la refrigeración consta de 5 pasos principales:

  1. Evaporación: El líquido refrigerante entra en la máquina evaporadora. Al evaporarse, se produce un intercambio de temperaturas durante el proceso, al mismo tiempo se aumenta la presión al interior de un tanque de gases.
  2. Compresión: El compresor elimina el exceso de vapor en la evaporadora con la finalidad de nivelar las presiones en el circuito.
  3. Condensación: Después de pasar por el compresor, el refrigerante se mueve hasta el condensador, el cual emite calor para equiparar las temperaturas del gas del circuito.
  4. Recepción: La presión del receptor es mayor a la de la evaporadora, debido a la compresión, por lo tanto debe reducirse para equiparar a la presión de la evaporadora. Para que esto suceda se necesita de una válvula de expansión.
  5. Expansión: Antes de que el líquido entre en la válvula de expansión, está justo por debajo de la ebullición. Al pasar por la válvula, sube la temperatura y el líquido hace ebullición en la evaporadora, nivelando toda la presión y temperatura del circuito.

En todo este complejo sistema, se crean dos presiones: la presión de evaporación y la presión de condensación. Todo esto, solo es posible con la ayuda del compresor que permite el aumento de la presión que hará posible que se produzca la refrigeración.


Tipos de compresores

El uso del compresor en la refrigeración | Doorfrig

Dependiendo del equipo, necesidades de refrigeración y otros factores asociados, existen diferentes tipos de compresores.

Compresor de tornillo rotativo

En este tipo de compresores, una serie de pernos asisten a comprimir el gas a medida que entra en la evaporadora. 

Asimismo, existen compresores de tornillo rotativo simple o dobles. Este tipo de compresores son muy populares, pues, el mantenimiento que requieren es mínimo y es relativo a la lubricación del tornillo.

Compresor de pistón o alternativo

Un compresor alternativo, utiliza un pistón para inyectar compresión a la evaporadora. Este tipo de compresores permiten ser utilizados en cualquier relación de presiones en un mecanismo muy similar al usado en los motores de combustión de un coche.

Este tipo de compresores, permite al operador controlar la velocidad de presión y son muy comunes en sistemas de baja presión.

Compresor de desplazamiento

Un compresor de desplazamiento promueve el movimiento de un espiral móvil dentro de otro espiral estacionario, creando en el proceso bolsas de gas que serán inyectadas en la evaporadora, aumentando la presión interna. 

Son sensiblemente más eficientes energéticamente, pues consumen mucho menos energía al no tener que reiniciar el ciclo con cada necesidad de presión.


El correcto funcionamiento del compresor, es en definitiva, el correcto funcionamiento del sistema. Por ello, lo más aconsejable es realizar las revisiones de mantenimiento preventivo y periódico, a fin de alargar su vida útil y su operatividad de manera óptima y eficiente.

Cámara de atmósfera controlada, qué es, cómo se realiza y para que se utiliza

Cámara de atmósfera controlada, qué es, cómo se realiza y para que se utiliza

La correcta conservación de alimentos es la base de toda la industria alimenticia y del consumo sano de alimentos en el mundo entero. Los productos alimenticios, como el resto de los elementos de la naturaleza, tienen un ciclo de vida establecido.

Los procesos de oxidación, acidificación, desarrollo de microorganismos, hongos y otro tipo de elementos corruptores, hacen que la ingesta de alimentos en estado de descomposición sea peligrosa para los seres humanos.

Para retrasar estos procesos de descomposición, los procesadores industriales han utilizado una serie de compuestos químicos como conservantes y similares. Sin embargo, el uso de este tipo de compuestos, han demostrado ser nocivos para la salud. Este tipo de conservadores, no son de uso común, pues obedecen a procesos de mayor cuantía y complejidad. 

La industria alimenticia del servicio, como restaurantes y pequeños productores de alimentos en distintas fases, incluyendo a los expendedores de alimentos crudos, deben utilizar otras técnicas para poder conservar los alimentos. Una de las mejores herramientas con la que cuentan muchos de estos profesionales, son las camaras de atmosfera controlada.


¿Que es una cámara de atmósfera controlada?

Cámara de atmósfera controlada, qué es, cómo se realiza y para que se utiliza

Los alimentos, de acuerdo a su naturaleza de origen: vegetal o animal, tienen un proceso de descomposición que se desarrolla básicamente por el aumento de la producción de etileno (la hormona vegetal encargada de la maduración vegetal), desarrollo de baterías, enzimas y otras sustancias que alteran la composición fisicoquímica de sus estructuras moleculares.

Estos elementos que favorecen la descomposición se desarrollan en ambientes con la combinaciòn adecuada de oxígeno, dióxido de carbono,  humedad y temperatura.

En una cámara de atmósfera controlada, se manipulan artificialmente estos 4 elementos con la intención de retrasar el proceso de descomposición al máximo.

El objetivo principal, es que los alimentos se preserven el mayor tiempo posible, sin perder sus propiedades y evidentemente, siendo aptos para el consumo humano.


¿Cómo funciona una cámara de atmósfera controlada?

En una cámara de atmósfera controlada, se varían artificialmente los parámetros de:

  • Oxígeno
  • CO2
  • Humedad
  • Temperatura

El objetivo de cambiar las variables ambientales dentro de la cámara, es paralizar los elementos que propician la descomposición de los alimentos.

Estos cambios varían de acuerdo al tipo de alimentos, tiempo de conservación dentro de la cámara, variables medioambientales y estado del alimento al introducirse dentro de la cámara. Por supuesto que para hacer todas estas variaciones se necesitan de una serie de instrumentos que cuantifican y modifican las variables continuamente.

Otro de los equipos esenciales en la construcción de una cámara, es un generador de gases, el cual inyecta niveles de CO2 y nitrógeno, al mismo tiempo que un extractor, reduce los niveles de oxígeno. 

¿Para que se utiliza una cámara de atmósfera controlada?

Cámara de atmósfera controlada, qué es, cómo se realiza y para que se utiliza

Las cámaras de atmósferas controladas se han usado desde hace mucho tiempo, sus primeros usos se aplicaron la industria del transporte de alimentos. La intención principal, era que los alimentos que salían de un punto de origen, llegaran a destino en óptimas condiciones de salubridad y aspecto exterior. 

Actualmente se utiliza en toda la cadena de la industria alimenticia. Desde el punto de cosecha o beneficiado del alimento, hasta el consumidor final.

Gracias a las cámaras de atmósferas controladas, podemos en España comer un mango de Brasil o un pescado de Vietnam, en perfectas condiciones de apariencia y principalmente, de salubridad. 

De hecho, las cámaras de atmósferas controladas, pueden llevar a una nueva revolución en la conservación de alimentos y permitir consumir alimentos más frescos, sin conservantes maliciosos o incluso sin el uso de otros tipos de químicos que afecten el medioambiente.

Desinfectamos nuestras instalaciones contra la COVID-19

Desinfectamos nuestras instalaciones contra la COVID-19

En Doorfrig la seguridad y la salud de nuestros trabajadores y clientes está por encima de todo.

Por ello, Doorfrig ha encargado a la empresa Dedesin, la desinfección de sus instalaciones de forma preventiva, contra la epidemia de COVID-19 que estamos viviendo, para tranquilidad de sus trabajadores y clientes.

Además, continuamos trabajando con total normalidad siempre cumpliendo las recomendaciones y directrices de las autoridades sanitarias. Desde estas líneas, esperamos que todos estéis bien de salud y que nos veamos con normalidad muy pronto.

El diseño de una cámara frigorífica - Doorfrig

La importancia del diseño en un almacén frigorífico

¿Nunca te has preguntado por el diseño de los almacenes y las cámaras frigoríficas? El diseño previo es muy importante puesto que se encarga de planificar la distribución del mismo para que guarde una serie de parámetros de comodidad, hermeticidad, sencillez, etcétera. En este artículo te desvelamos por qué es tan importante un buen diseño de una cámara frigorífica.

Un almacén frigorífico es un sistema complejo y muy acotado que tiene asociados una serie de parámetros de diseño parecidos, como si de un almacén normal se tratase, pero con criterios propios.

La particularidad y lo que le diferencia de los almacenes normales principalmente es el frío, por lo que las propiedades aislantes tendrán una mayor importancia en esta cámara frigorífica y, sobre todo, los aparatos necesarios para mantener a todo el almacén refrigerando a la temperatura deseada.

Para empezar, uno de los aspectos que hay que tratar con prioridad es la seguridad del mismo y la que pueden tener los empleados. Las puertas frigoríficas siempre tienen que poder abrirse desde dentro para que nadie pueda quedarse atrapado por accidente. Si se han diseñado de forma incorrecta o se ha cometido algún error las puertas cámaras frigoríficas pueden ser una trampa mortal.

Teniendo en cuenta este aspecto, hay que empezar a valorar la distribución del interior y el espacio que vamos a dejar para la maniobrabilidad de los operarios. Es importante determinar esto con anterioridad porque la capacidad de refrigeración tendrá que ser mayor o menor en función del tamaño.

Atendiendo a los costes del mismo lo ideal es diseñarlo en base a la capacidad que creamos necesitar, puesto que todo lo que sobre será perder dinero. Además, es necesario también medir el espacio del que disponemos para la construcción y de los recursos de los que disponga el cliente.

El diseño del interior

Como hemos dicho antes, hay que tener en cuenta el espacio que vamos a dejar para maniobrar y los lugares en donde vamos a poder almacenar las mercancías. Se podrá calcular ya no solo la capacidad necesaria para aclimatar la estancia así como la carga máxima en un día caluroso. Esto último es importante puesto que puede llegar a calentar el ambiente y estropear la temperatura del mismo. Todo esto tiene que saberse de antemano para saber el límite y funcionalidad del mismo.

Una vez se haya calculado y pormenorizado todo puede trabajarse ya en la distribución de los diferentes compresores de refrigeración y calcular la potencia necesaria para mantenerlo siempre en su estado óptimo. De esta manera, lo mejor para diseñar un almacén frigorífico es conocer de primera mano el uso que se pretende dar del mismo así como el espacio, puesto que de esa forma las variables de refrigeración cambiarán tanto en un sentido como en otro.

El diseño es una de las partes más importantes a la hora de crear un almacén frigorífico, cuantas más variables controles y calcules menos margen de error tendrás y más difícil será equivocarte. Si este artículo te ha parecido interesante y quieres contactar con nosotros no lo dudes ¡Resolveremos todas tus dudas!

Cadena de frío

El proceso de la cadena de frío en la hostelería

El concepto “cadena de frío” hace referencia a una secuencia de fases en las que un producto mantiene una temperatura controlada. Seguir un proceso controlado en esta cadena asegura que el producto que recibe el consumidor es de buena calidad y no ha perdido sus propiedades.

Fases en el proceso de la cadena de frío

  • Producción.
  • Almacenaje.
  • Transporte.
  • Venta.
  • Consumidor final.

Cuando un producto es congelado se detiene su descomposición si se mantiene a una temperatura correcta, por lo que hay que evitar fracturas en la cadena del frío. A pesar de que pueda resultar un proceso costoso debido a la adquisición de equipo especializado (vehículos refrigerados, cámaras de congelación…), lo cierto es que se reducen las pérdidas y se aumenta la calidad de la producción.

Para evitar que se produzca una ruptura en la cadena del frío es necesario que nunca se paren las máquinas de refrigeración y que se mantenga un control constante sobre los cambios de temperatura para evitar la aparición de patógenos.La temperatura de refrigeración de los alimentos básicos como la carne, la verdura o la leche oscila entre los 0 y los 8 grados centígrados, aunque para evitar totalmente la aparición de patógenos es recomendable situar la temperatura de nuestra cámara frigorífica entre los 0 y los 4 grados centígrados.

Como notar problemas en la cadena de frío

A veces no resulta fácil detectar que se ha roto la cadena de frío antes de que el el producto llegue al consumidor final, y es casi imposible en el caso de productos refrigerados. Existen algunas pautas que debes de tener en cuenta para deducir si el producto ha sufrido algún tipo de degradación en la cadena de frío.

  • Aparición de escarcha. Un alimento bien conservado no debería tener escarcha ni en el interior de la caja ni en el propio alimento.
  • Estado del envase. Cajas abolladas o con suciedad pueden dar pistas sobre el estado del producto.
  • Tiempo de descongelación. Es poco habitual que un alimento bien congelado se descongele en poco tiempo si lo hacemos de manera adecuada. No debemos descongelar un producto a temperatura ambiente, si no hacerlo en el interior de la cámara frigorífica.

Si necesitas mejorar tus equipos de refrigeración y buscas a profesionales de primer nivel ¡Contacta con nosotros, somos expertos en puertas frigoríficas!

Temperatura de la nevera

Temperaturas óptimas en el proceso de congelación

Gracias al método de congelación se pueden conservar los alimentos durante largos períodos de tiempo sin que pierdan apenas propiedades. En temperaturas inferiores a 24 °C bajo cero se detiene la actividad enzimática y bacteriológica que influye en la degradación de los alimentos y se pueden mantener mucho más tiempo frescos, sin deteriorarse. Sin embargo, para conseguir unos resultados óptimos es necesario tener en cuenta las siguientes recomendaciones:

  • El área de almacenamiento debe de estar seca, limpia y bien ventilada.
  • Es necesario asegurarse de que las cámaras frigoríficas tienen la temperatura correcta para garantizar la congelación de los alimentos.
  • Se aconseja abrir la puerta del congelador lo menos posible para evitar que la temperatura varíe.
  • La temperatura ideal para conservar alimentos ya congelados es de 18 °C bajo cero, mientras que la temperatura idónea para congelar es 25 °C bajo cero.
  • Envasa los alimentos para mantener todas sus propiedades. Los alimentos conservados en congelación y no envasados que no estén bien congelados pueden sufrir una alteración conocida como la “quemadura de la congelación” .Consiste en un proceso que deseca la superficie del alimento formando una costra blanquecina,suponiendo una pérdida de nutrientes y una disminución de la calidad final del producto.
  • Por norma general nunca deben volver a congelarse los alimentos que previamente han sido descongelados.

¿Como congelar y descongelar correctamente alimentos?

La congelación debe hacerse muy rápida y a temperaturas bajas, ya que si la temperatura no es lo suficientemente baja se acabarán formando grandes cristales de hielo en los alimentos que modificarán las características del alimento. Por el contrario con la congelación rápida , el agua que contienen los alimentos formará cristales de hielo pequeños que, al descongelarse, no cambian la estructura de los alimentos. manteniendo intactas características como la textura y el sabor.

Para descongelar de manera correcta un producto es necesario hacerlo lentamente y en frío, es decir, dentro de la propia unidad frigorífica. Lo ideal es colocar el alimento sobre una rejilla y dentro de un recipiente. Con la rejilla se evita que el alimento quede en contacto con el líquido resultante de la descongelación y con el recipiente se impide que ese líquido caiga sobre otros productos.

Doorfrig

Inspección técnica frigorífico

La importancia de las inspecciones técnicas en cámaras frigoríficas

Para asegurarnos un correcto funcionamiento de nuestras cámaras frigoríficas debemos realizar una serie de inspecciones técnicas de manera periódica. Cumplir con la normativa te asegura que las instalaciones tengan un correcto mantenimiento a la vez que se minimiza el impacto en el entorno ambiental. El Reglamento de Seguridad para Instalaciones Frigoríficas del BOE (R.D.138/2011) y sus instrucciones técnicas complementarias IF se aplican a las instalaciones frigoríficas de nueva construcción, así como a las ampliaciones y mantenimiento de instalaciones ya existentes.

Según el Artículo 8, existen dos niveles a los que atenerse en función del riesgo potencial de las instalaciones frigoríficas:

  • Nivel 1: Instalaciones formadas por uno o varios sistemas frigoríficos independientes entre sí, con una potencia total que no exceda los 100 kW. Utilizan refrigerantes de alta seguridad (L1)
  • Nivel 2:  Instalaciones formadas por uno o varios sistemas frigoríficos independientes entre sí, con una potencia total que exceda los 100 kW. Utilizan refrigerantes de media y baja seguridad (L2 y L3).

Periodicidad de las inspecciones técnicas

Dependiendo de el uso que se le de a las instalaciones frigoríficas, la periodicidad de la inspección técnica es diferente:

  • Instalaciones industriales: periodicidad máxima de 5 años.
  • Salas de Intervención y Quirófanos: periodicidad máxima de 5 años.
  • Zonas comunes en edificios de viviendas: periodicidad máxima de 10 años.
  • Locales con riesgo de incendio: periodicidad máxima de 5 años.

Pruebas que se realizan durante una inspección técnica

  • Evaluación y estudio con informe del estado de los equipos y las cámaras.
  • Inspección y supervisión durante el mantenimiento de los equipos.
  • Control de las instalaciones eléctricas a lo largo de su vida útil
  • Informes termométricos en recintos frigoríficos.
  • Supervisión de zonas con riesgo de incendio y explosión.

Este tipo de pruebas se realizan en fábricas de hielo, plantas de congelación y almacenes frigoríficos. Sin embargo, instalaciones frigoríficas en medios aéreos y aquellas destinadas al bienestar de las personas (climatización de edificios) están exentas de este tipo de inspecciones técnicas.

Si estás pensando en renovar tu cámara frigorífica o en instalar una ¡Contacta con nosotros!

Cámara frigorífica

Características y funcionamiento de una cámara frigorífica industrial

Una cámara frigorífica industrial es un espacio frigorífico de gran tamaño en la que se pueden almacenar alimentos perecederos como carne, pescado o frutas con el fin de mantener su buena conservación a lo largo del tiempo. Las cámaras frigoríficas más eficaces consiguen mantener el color, textura, sabor y olor de los alimentos que tratan de conservar.

A pesar de lo que se pueda creer comúnmente, una cámara frigorífica no enfría, si no que extrae el calor de los productos depositados en ella. Esto se consigue utilizando refrigerantes químicos que absorben el calor de los alimentos evaporando sus líquidos.

Funcionamiento de una cámara frigorífica

Pero, ¿cómo funciona una cámara frigorífica? Para respondernos a esta pregunta es necesario explicar las partes de las que se compone una cámara y como se relacionan entre ellas en el proceso de refrigerado:

  • Compresor: se encarga de absorber el líquido refrigerante y lo retiene hasta su entrada en el condensador.
  • Condensador: el refrigerante transmite el calor de condensación y se transforma en estado líquido.
  • Válvula de expansión: el líquido llega a la válvula de expansión, donde pierde una parte de su calor. Entra al evaporador como una mezcla de líquido y vapor.
  • Evaporador: hierve a presión esta mezcla y el fluido absorbe el calor latente del ambiente, enfriándose a su vez.

De este modo, la operación continúa desarrollándose y enfriando el aire hasta que los alimentos alcancen una temperatura óptima. El ciclo se repite cuando la temperatura sobrepasa un límite previamente establecido.

Si te ha gustado el artículo y quieres aprender más sobre el tema, aquí te dejamos otro con una explicación detallada acerca de la importancia del diseño en una cámara frigorífica.